3 consejos para preparar tu piel para el sol

¿Preparar tu piel para el sol? Cuanto más se acerca el verano, más queremos exponernos al sol para tener una tez bronceada. Sin embargo, el bronceado presenta riesgos para la piel, especialmente en caso de contacto directo con el sol. Te doy 3 prácticos y sencillos consejos para preparar adecuadamente tu piel para el sol.

Toma suplementos alimenticios con regularidad

Existe una manera eficaz de prepararse para el bronceado de adentro hacia afuera. Dado que la exposición al sol es peligrosa para la salud, ¿por qué no tomar cápsulas? Más concretamente, me refiero a estos Complementos alimenticios ricos en vitaminas, ácidos grasos y carotenoides.. Los encontrará en particular en GliSODin, una marca especializada en la venta de complementos alimenticios para la piel.

Leer también: Consejos para dormir mejor y estar en buena forma

Gracias a su composición, un complemento alimenticio para la piel aumenta la autodefensa de la piel contra las quemaduras solares y estrés oxidativo. Su alto contenido en β-carotenos también aumenta la producción de melamina. Es un pigmento biológico que protege la piel de la luz solar. Para proteger eficazmente su piel del sol, planifique una cura de cápsulas de reparación solar durante aproximadamente 3 semanas antes de su espectáculo. En concreto, conviene tomarlos todas las mañanas con el desayuno para favorecer un efecto positivo.

Hidrata tu piel tanto como sea posible

La hidratación de la piel es más que necesaria para preservar la salud y así proteger la piel del bronceado. Descuidar la hidratación aumenta el riesgo de limpiar la piel, lo que causará irritación severa.

El truco más simple es beber al menos 1,5 litros de agua al día. Si tu presupuesto lo permite, no dudes en invertir en cremas hidratantes para el rostro y el cuerpo. Hoy en día existen incluso productos naturales especialmente diseñados para cuidar tu piel. Por ejemplo, recomiendo el aceite de almendras dulces, que aporta a la piel una hidratación profunda y óptima.

En cuanto al aceite de sésamo, promueve una tez bronceada. Esto se explica por su capacidad para absorber los rayos ultravioleta. Este aceite es mejor conocido por su eficacia en el cuidado facial y corporal. Pequeña precisión: el aceite solar acelera el bronceado mientras nutre adecuadamente tu piel.

Aplique protector solar en su piel antes de su sesión de bronceado.

El protector solar es un autobronceador eficaz que brinda una protección óptima contra los rayos solares. Sin embargo, para no encontrarse con productos de mala calidad, que pueden dañar la salud de su piel, elige tu protector solar con cuidado. También recuerde respetar las fechas de vencimiento, en cuyo caso su crema puede no ser tan efectiva como antes.

Un protector solar está compuesto íntegramente por elementos que reponen la producción de melanina. Antes de comprar uno, es mejor buscar asesoramiento de proveedores o farmacéuticos. El objetivo: recopilar toda la información útil sobre el producto, incluidas las contraindicaciones. Luego aplica la crema sobre tu piel y disfruta de un bronceado sin riesgo de quemaduras solares.

Deja una respuesta