¡Acelerar Windows 10 en PC y optimizar en 11 sencillos pasos!

¿Quieres Acelerar Windows 10 en PC? Si ha actualizado recientemente a la nueva versión de Windows, Windows 10, probablemente ya haya experimentado un gran cambio en su funcionamiento. Curiosamente, su PC ahora se ha vuelto mucho más lenta. En cualquier caso, puede encontrar que era mucho más potente (más rápido para iniciar, para ejecutar sus programas, para abrir sus páginas web) con la última versión de Windows.

Entonces surge la cuestión de saber cómo hacer que recupere sus capacidades óptimas. Tenga la seguridad de que esto no implicará necesariamente la compra de hardware (como una tarjeta de memoria o un disco duro externo), o incluso pasar por un software de optimización, y cuya licencia a veces se paga.

En este artículo, compartimos contigo los consejos que necesitas saber para optimizar tu sistema Windows 10. Pequeños cambios que pueden parecer triviales para ti. Pero que marcará la diferencia en el uso diario que harás de tu PC. ¡Todo lo que tienes que hacer es seguir la guía!

Leer también: Las 5 mejores VPN Netflix que realmente funcionan

Cambiar a un disco duro SSD

Nuestro primer consejo para mejorar el rendimiento de su PC en Windows 10 y volver a una velocidad de funcionamiento más óptima es reemplazar su disco duro. Tenga la seguridad de que no todos nuestros consejos resultarán siempre en la compra de equipos.

Pero está claro que pasar por un disco duro SSD mejorará significativamente la velocidad de su dispositivo. De hecho, estos discos duros de última generación son mucho más rápidos de leer y escribir que los modelos convencionales.

Cómo optimizar su Windows 10

Entonces, si su computadora estaba limitada por su disco duro, debería encontrarla como en sus primeros días. Si no más rápido. Entonces, por supuesto, un disco duro SSD es una pequeña inversión. Pero créanos, vale la pena.

Ajusta la configuración de tu PC

Otra forma muy fácil de acelerar Windows 10 es configurar su dispositivo, incluida su apariencia. De hecho, algunos efectos visuales en su PC son completamente innecesarios. Y puede ralentizar considerablemente su computadora.
Para comenzar, ingrese “rendimiento” en el cuadro de búsqueda en su menú de inicio. Y haga clic en “Ajustar la apariencia y el rendimiento de Windows” (en el panel de control).
Es desde esta pestaña que puedes configurar el rendimiento de tu pc. Vaya directamente a “Efectos visuales” y desmarque la opción que anima las ventanas cuando las reduce o maximiza.

También puede confiar en que Windows 10 cambiará su configuración por sí solo para que sea lo más eficiente posible. En este caso, solo debes marcar la opción “Ajustar para obtener el mejor rendimiento”. Si no eres un geek de corazón, definitivamente esto es lo mejor que puedes hacer.

Vaya también a la parte “Memoria virtual” que se encuentra en la pestaña avanzada. Esto permitirá que su sistema lo maneje lo mejor posible. Y, por lo tanto, acelerar Windows 10 notablemente.

Detenga los programas que se inician automáticamente al inicio

Otra configuración automática en Windows 10 que puede ralentizar significativamente su funcionamiento y el lanzamiento de ciertos programas, tan pronto como lo enciendas. Harán que la puesta en marcha sea mucho más lenta. Pero si continúan funcionando después de que su dispositivo esté encendido, también ralentizarán su rendimiento.

Buenas noticias: puede desactivarlas fácilmente. En cualquier caso, aquellos que no te sirvan de nada. Como el programa para administrar sus dispositivos externos (impresora, escáner).

Para hacer esto, todo lo que tiene que hacer es ir a su administrador de tareas y buscar los programas que se inician automáticamente al inicio. Desde esta interfaz, puede desactivarlos (haciendo clic derecho en el software de su elección).

Cuando instaló su nueva versión de Windows 10, probablemente notó la nueva interfaz del menú de inicio. Ahora puede encontrar diferentes miniaturas animadas para cada una de las aplicaciones. Sin embargo, este contenido se muestra automáticamente gracias a una conexión a Internet. Y esto, una vez más, usa los recursos de su dispositivo.

Para desactivar estas animaciones, todo lo que necesita hacer es eliminar las aplicaciones a las que están vinculadas desde su menú de inicio. Para hacer esto, haga clic derecho en la imagen y seleccione “Separar del menú de inicio”.

Eliminar programas y archivos innecesarios

Como todas las versiones anteriores de Windows, la 10 viene con su paquete de aplicaciones y software preinstalados. Sin embargo, no es necesario que lo necesite. Y estos volverán a ralentizar el rendimiento de su computadora al ocupar un espacio considerable en su disco duro.

Al desinstalarlos, podrá acelerar Windows 10. Para hacer esto, simplemente abra su configuración y acceda al menú de aplicaciones y características. Allí encontrará todos los programas instalados en su PC. Haga clic derecho en el que desea desinstalar. Y confírmelo para que desaparezca permanentemente de su dispositivo.

Para facilitarle la vida, también puede confiar esta tediosa tarea a un software de optimización. El más efectivo que hemos probado es PC Decrapifier. Le permite identificar y eliminar permanentemente todos los programas y archivos nativos en Windows 10.

Limpia tu disco duro

Todos estos consejos para acelerar Windows 10 no ayudarán si se queda sin espacio libre en su disco duro. Para liberar algo y optimizar su PC para que funcione más rápido, puede comenzar utilizando la herramienta de limpieza del disco duro preinstalada en Windows 10. Le permitirá deshacerse de todos los programas y archivos que no necesita (archivos duplicados, temporales o de instalación, etc.).

¿Cómo limpiar tu disco duro?

No se preocupe si le preocupa desinstalar accidentalmente un archivo o una aplicación importante. Si acaba de migrar a Windows 10 y no ha formateado su disco duro, la asistencia para la instalación debería haber guardado una copia de la versión anterior de sus datos. Solo tendrá que restaurarlo para recuperar los archivos que acaba de eliminar.

El software de optimización como Ccleaner o Glary también hará este trabajo muy bien por usted. La gran mayoría de ellos ofrecen una versión gratuita. Pero si realmente desea aumentar el rendimiento de su Windows 10, puede optar por una licencia paga. Este último generalmente incluirá la optimización en tiempo real de su sistema.

Continuar desfragmentando

Una vez que haya limpiado su disco duro, no se detenga allí. Puede continuar desfragmentándolo. Efectivamente, su fragmentación puede ser la causa de la lentitud que observas en el funcionamiento de tu PC.
Para desfragmentar su disco duro, puede pasar por un software de optimización. O puede confiar en el programa nativo que ya está en su computadora. Una vez que haya abierto su utilidad de desfragmentación, todo lo que tiene que hacer es elegir el disco duro en el que se encuentra Windows 10. Luego, ejecute la optimización. Resultado: su Windows 10 debería ser significativamente más rápido.

Deshabilitar las funciones de seguimiento

Si encuentra que su Windows 10 es demasiado lento, probablemente se deba a que se están ejecutando programas o funciones innecesarias en segundo plano, sin que usted se dé cuenta. Entre ellos, encontramos las funciones de seguimiento. Además de no ser muy claros en términos de privacidad del usuario, en su mayoría tienden a ralentizar su sistema.

Para desactivarlos, solo debes dirigirte al menú “confidencialidad” de tu pc. Seleccione la sección general de las muchas opciones de esta carpeta. Desmarque todas las opciones (excepto la segunda). Luego, en la pestaña “Ubicación”, desactive este servicio para todos sus programas.

Por último, vaya a la sección dedicada a comentarios y diagnósticos y marque “Nunca” para conocer su frecuencia.

Cambiar a una cuenta local

Cambiar a una cuenta local también puede permitirle acelerar Windows 10. De hecho, esta manipulación tan simple le permitirá desactivar con un solo clic los muchos elementos de sincronización que pueden demandar demasiados recursos de su dispositivo. Y por lo tanto mejorar significativamente su funcionamiento.

También puede lograr el mismo resultado mediante el software de optimización Ultimate Windows Tweaker. Un programa que se encargará de deshabilitar todas estas funciones de sincronización por ti. Y muchos otros.

Eliminar el malware

Los otros enemigos invisibles que pueden ralentizar su PC son simplemente virus y malware que pueden haberse instalado involuntariamente en su disco duro. De hecho, este software bombeará los recursos de su sistema (además de socavar la integridad de sus datos).

Cómo acelerar Windows 10: todos nuestros consejos para optimizar su PC.

Así que recuerde utilizar un buen antivirus (que detectará y eliminará las amenazas a su PC en tiempo real). Si está buscando el mejor desempeño, eche un vistazo a nuestra comparación completa para 2018. También puede optar por un software de limpieza (como AdwCleaner) que eliminará los últimos rastros de virus en su PC.

Deja una respuesta