posted on 27 July 2015 in Actualidad with 0 Comments /

“El cliente siempre tiene la razón” es una máxima que  todos hemos oído alguna vez pero que, por algún motivo, no siempre aplica todo el mundo.

Fidelizar clientes es vital para cualquier negocio pues, conservar un cliente es siempre mucho más barato que conseguir uno nuevo y, además, un cliente descontento lo expresa muchas más veces que uno contento.

Por estas razones, desde Spotcap hemos querido contaros las cinco claves para dar un buen servicio al cliente:

  1. Pide disculpas, no discutas: aunque el cliente se esté equivocando, nunca discutas nada de lo que te diga. Es mejor, con mucha mano izquierda, llevarle a tu terreno que discutir con él. Recuerda que por las buenas siempre es todo más sencillo.
  2. Pide retroalimentación: es decir, busca el feedback del cliente. ¿Qué le gusta? Foméntalo. ¿Qué le disgusta? Evítalo. ¿Hay algo que podrías mejorar? Hazlo.
  3. Se flexible: ni todos los clientes son iguales ni tú estás igual todos los días, por tanto, se flexible en cuanto a tus condiciones. Un buen gesto hoy puede suponerte fidelizar un cliente para siempre.
  4. Di siempre que “Sí”: tal como hemos dicho en la introducción: “el cliente siempre tiene la razón”, por tanto, dásela. No permitas que un desacuerdo te haga perder un cliente; siempre intenta satisfacer sus necesidades.
  5. Promete poco, entrega mucho: siempre supera, aunque sea un mínimo, las expectativas de los clientes. De este modo, lograrás dar la sensación de empresa servil. Muchas veces con dar un poquito más de lo que se esperan, fidelizas clientes muy fácilmente.

En general, solamente con pensar que los clientes son personas es fácil saber cómo tratarles, ¿cómo te gustaría que te tratasen a tí en su lugar? La empatía es clave a la hora de trabajar cara al público.

Isabel

about the author: Isabel

Amante de los eventos, el marketing y el DIY. Aterrizó en Madrid para empezar a trabajar con nosotros recién graduada en UC Berkeley, donde se especializó en Global Business y Marketing.