Hoy, en nuestro Casual Friday, hablamos con Fermín Bueno, co-fundador y Managing Partner de Finnovista.   

 

Finnovista nace con el objetivo de impulsar la transformación de los servicios financieros:

“nuestra misión es acelerar el emprendimiento en una industria altamente verticalizada, como es la industria de los servicios financieros”. Todo esto lo conseguimos gracias a la puesta en marcha de actividades como FINNOSUMMIT o los Finnovista Pitch Days donde se manifiesta nuestra labor de crear y articular ecosistemas Fintech locales y regionales. Además,  otro de nuestros principales objetivos es conectar mercados emergentes con los hubs Fintech ya existentes en mercados más maduros como Nueva York, Londres o Madrid. Desde Finnovista, también apoyamos el emprendimiento Fintech con la puesta en marcha de competiciones para startups con una misión:  descubrir talento emergente en este sector y darles visibilidad en los ecosistemas locales y globales. También llevamos a cabo programas de aceleración y escalamiento donde queremos apoyar a startups Fintech americanas y europeas fuera de su región. Todo ello lo desarrollamos con el apoyo de destacadas instituciones financieras, así como entidades líderes del mundo del desarrollo tecnológico.

 

Si bien nuestro alcance y nuestra identidad es global, con un equipo repartido entre Madrid, Nueva York y México, nuestro enfoque se centra  principalmente en Latinoamérica donde existe una enorme oportunidad para que los emprendedores, junto con la tecnología, realmente impacten en la industria y estimulen la transformación. Llevamos tres años potenciando estos ecosistemas y facilitando la creación de estas comunidades a través de eventos, meetups, workshops, hackatones y competiciones de startups, todo bajo la temática Fintech. Desde Finnovista, creemos que los emprendedores son los grandes protagonistas de la revolución Fintech, y que los nuevos e innovadores  modelos de negocio basados en la tecnología son el motor de transformación de la industria financiera. En concreto, los emprendedores a través de sus novedosos proyectos están consiguiendo ofrecer soluciones donde los actores tradicionales no han sabido llegar. Ellos son una muestra constante del gran talento emergente en cada una de las regiones en las que tenemos presencia y creemos que debemos darles el apoyo necesario para hacer crecer sus proyectos y con ello potenciar el auge económico de la región.

Por este motivo, en el futuro, seguiremos facilitando el ecosistema Fintech en ambas geografías, y nos lanzaremos este tipo de acciones a otras geografías, en particular otros mercados emergentes como África.

La revolución promovida por las Fintech ha cambiado la industria financiera a nivel global. Las entidades financieras tradicionales no están explotando suficientemente las palancas que ofrece la tecnología digital para innovar en la oferta de productos y servicios financieros. Son las startups Fintech las que están aprovechando la tecnología para ofrecer servicios financieros digitales con nuevos modelos de negocio más ágiles y escalables, a un coste  mucho más competitivo.

La banca tradicional se ha visto obligada a adaptarse para conseguir subirse a la ola de innovación tecnológica y muchas de ellas, lejos de ver a las startups como competidoras, han decidido cooperar. Desde nuestro punto de vista es necesario que ambos actores caminen juntos, es más, aquellos bancos que sean incapaces de innovar y de transformar sus modelos de negocio a un entorno mucho más digitalizado acabarán desapareciendo.

Claramente en España, estamos por debajo de nuestras posibilidades y por debajo de las oportunidades que puede llegar a ofrecer el mercado. El emprendimiento Fintech tiene un gran potencial y por supuesto también en la creación de empresas que sean escalables a nivel internacional. Kantox y peerTransfer son dos ejemplos claros a seguir como modelos de éxito y emprendedores que resuelven un problema realmente global y que no se quedan sólo dentro de las fronteras de su país.

Actualmente, nos encontramos en un punto de inflexión en el panorama financiero. Las innovaciones tecnológicas están llamadas a jugar un papel importante en la transformación del sector tal y como lo conocíamos hasta ahora. Sin tecnología no hay innovación, y sin innovación, no hay crecimiento. Así, apostar por el sector Fintech es una opción segura. Nuestros pronósticos son positivos y creemos que el sector va a seguir creciendo de forma exponencial en los próximos años, porque se está demostrando que son las innovaciones tecnológicas el motor de aceleración de la industria financiera y, con ello, del desarrollo económico en general.

 

Solicita tu línea de crédito

Puede que también te interese:

El móvil se ha convertido en una herramienta imprescindible en el entorno empresarial y en una extensión móvil de la oficina.  Por ello, para que…

Spotcap ocupa el puesto 29 de las 100 fintech más innovadoras a nivel mundial, según el ranking elaborado por la consultora KPMG en colaboración con…

El factoring es un servicio financiero que permite acelerar el mecanismo de cobro de los pagos en la empresa. Se trata de un producto que…