Cómo reunificar deudas

En la actualidad, existen varios préstamos o créditos que nos pueden permitir hacer frente a muchas necesidades económicas, lo cual es muy común. No es sorprendente tener una hipoteca para pagar su casa o automóvil. A su vez, los préstamos personales en línea pueden ayudar mucho. Esto puede generar una gran cantidad de comisiones o facturas a pagar a distintas instituciones y entidades. 

Por tanto, en el caso de falta de liquidez o determinadas deudas, agrupar prestamos puede resultar una opción muy útil. Sin embargo, antes de unificar el préstamo, es necesario comprender exactamente su composición y su impacto en las finanzas personales o familiares.

En qué consiste agrupar préstamos

La unificación de la deuda implica la consolidación de todos los préstamos e hipotecas en una sola deuda. De esta forma, no solo se reduce la cuota a una sola, sino que la suma de todos los importes es superior a la nueva cuota mensual. Como resultado, el pago de la deuda se ha vuelto más asequible.

Sin embargo, esto se logra a costa de tasas de interés más altas y períodos de reembolso más largos. Se trata de una operación muy útil para particulares y empresas en determinadas situaciones.

En este sentido, se trata de encontrar una empresa de mediación adecuada. Por tanto, la organización será responsable de cancelar las deudas existentes con las entidades correspondientes y otorgar a los deudores nuevos préstamos con diferentes plazos de interés, cuotas y amortización.

Cabe recordar que este proceso puede llevar tiempo debido al necesario manejo de diferentes acreedores. Por tanto, pueden pasar de uno a dos meses desde que se unifica la deuda hasta que se firma el contrato. De igual forma, al momento de solicitar la unificación, se deben aportar los documentos correspondientes, dependiendo del solicitante puede requerir más tiempo.

Cuándo se debe solicitar la unificación de deudas

Actualmente, obtener financiación es muy sencillo. Sin embargo, se recomienda limitar las solicitudes de préstamos a las necesidades de liquidez urgentes e inevitables. Esto es para evitar un endeudamiento excesivo que exceda la capacidad de pago disponible.

A veces, esta deuda puede exceder los ingresos, aumentando el riesgo de incumplimiento. En este caso, la unificación de préstamos es sin duda una herramienta direccional. Sin embargo, esta no siempre es la mejor opción. Pues bien, aunque la deuda unificada facilita la devolución de los préstamos, según las circunstancias de cada caso, unified asume que una situación se mantendrá en el tiempo, por lo que si se trata solo de un bache temporal, los expertos recomiendan otros tipos hasta que se restablezca la estabilidad económica.

En este sentido, se debe plantear la unificación de préstamos en caso de imposibilidad de reembolso a largo plazo, definitivamente no se trata de ganar tiempo para reembolsar la deuda, sino de reajustar las condiciones de reembolso. De lo contrario, los préstamos a largo plazo pueden ser mayores. Por tanto, antes de proceder a unificar créditos, lo mejor es buscar la opinión de expertos como economistas o abogados profesionales en la materia.

Dónde solicitar la unificación de préstamos

Si un análisis exhaustivo determina que la consolidación de deuda es la opción más conveniente, es necesario seleccionar una institución financiera adecuada para solicitar dicho procesamiento. En este sentido, los bancos, intermediarios financieros y otras organizaciones de capital privado son las entidades encargadas de gestionar dicho refinanciamiento.

Según los expertos, a la hora de solicitar un préstamo unificado, lo ideal es acudir a la entidad con mayor endeudamiento. Se trata de reestructurar pequeñas deudas con dicha entidad.

Por ejemplo, si tiene hipotecas y otros créditos, los acreedores pueden estudiar casos y unificar estas obligaciones. Con esto, puede obtener mejores negociaciones y términos para pagar el préstamo que recibió.

Sin embargo, algunas entidades tradicionales (como los bancos) generalmente no brindan tales alternativas para las personas que aparecen en documentos atrasados. Por tanto, puede ser necesario acudir a otras entidades financieras con mayor flexibilidad.

Requisitos y condiciones para reunificar deudas

Al unificar préstamos, es necesario cumplir una serie de requisitos frente a las instituciones financieras correspondientes. Por tanto, entre las condiciones más importantes, destaca la obligación de unificar todas las deudas. En otras palabras, no se pueden unificar determinadas deudas, pero no otras, es necesario agrupar todas las deudas del nuevo financiamiento en un solo grupo.

Por otro lado, en lo que respecta a la deuda hipotecaria, es habitual que las nuevas hipotecas se queden por debajo del 80% del valor del inmueble hipotecado. Esto es para brindar seguridad a la entidad unificada. En este sentido, el prestatario deberá acreditar sus ingresos y brindar una garantía que lo sustente y demás requisitos..

Deja una respuesta