El fútbol, deporte rey también en las apuestas

Sin lugar a duda, el fútbol se ha posicionado como el deporte por excelencia a nivel internacional, contando con millones de aficionados repartidos por todos los rincones del planeta. Por supuesto, gran parte de este mérito lo tienen las grandes ligas europeas, que se han convertido en competiciones deportivas muy exigentes a las que quieren ir a parar los mejores jugadores del mundo.

Por otro lado, merece la pena destacar que esta situación privilegiada del fútbol también se debe a una estrategia basada en la diferenciación y en la diversificación, con la intención de seguir ampliando su cuota de mercado y sus audiencias. De hecho, los ingresos de las grandes ligas europeas siguen siendo considerables, a pesar de que la industria del deporte atraviesa por un momento de transformación e incertidumbre.

El último informe elaborado por Deloitte sitúa a la Premier League, la Bundesliga y LaLiga Santander como los grandes referentes del fútbol europeo, seguidas de la Serie A TIM y la Ligue 1 Uber Eats. Además, en este estudio se desprende que los ingresos cada vez provienen de fuentes de financiación más diversas, sobre todo en un contexto de globalización y de nuevas regiones emergentes donde estos torneos levantan auténticas pasiones.

Las grandes ligas europeas son un fenómeno global

Las grandes ligas europeas son un fenómeno global, algo que implica una cobertura mediática sin precedentes a través de los medios de comunicación tradicionales y mediante plataformas especializadas que están presentes en Internet. Uno de los ejemplos más claros se puede apreciar con las apuestas de bet365, donde encontramos información detallada sobre las grandes ligas europeas, una amplia variedad de cuotas e incluso retransmisiones en directo de casi todos sus partidos.

Esto tan solo sucede con otras competiciones como la NBA, los Juegos Olímpicos, el Campeonato Mundial de Fórmula 1 o los Grand Slam de tenis. Así, es raro que un deporte cuente con tanta repercusión al basarse esencialmente en competiciones nacionales, aunque los torneos internacionales suponen un impulso imprescindible con eventos como la Eurocopa, la Copa América o la Copa Mundial de Fútbol que se celebrará en Catar durante diciembre de 2022.

La Copa Mundial de Fútbol acapara muchas miradas

Por lo tanto, se espera que el Mundial suponga un nuevo impulso para el fútbol, sobre todo al celebrarse en uno de los mercados emergentes del momento. Además, en esta ocasión el fútbol europeo tendrá que volver a demostrar su poderío, sobre todo tras conquistar las últimas cuatro ediciones de este torneo.

Eso sí, la mejora de selecciones latinoamericanas como Brasil o Argentina supone un reto mayúsculo para el viejo continente, al mismo tiempo que combinados nacionales como Turquía, Estados Unidos o Nigeria podrían dar la sorpresa y eliminar a alguna de las grandes favoritas antes de tiempo. De este modo, el fútbol seguirá siendo el deporte rey durante muchos años, algo que también se está extrapolando a otros sectores dentro de la industria del ocio y el entretenimiento.

Deja una respuesta