¿En qué conviene invertir hoy en día?

Los tiempos que corren no favorecen el ahorro. Por un lado nos enfrentamos a la crisis causada por la pandemia del coronavirus, por otro no deja de aumentar la inflación. Las bajas tasas de interés ofrecen unos beneficios mínimos, por lo que algunos depósitos resultan ser una trampa que aprisiona nuestros ahorros durante varios años. Esto, aunado a la reducción del poder adquisitivo, supone una combinación fatal. ¿Qué hay que tener en cuenta al invertir?

Inmuebles y sector de la construcción

En primer lugar, cabe mencionar que el mercado inmobiliario está experimentando un aumento de precios considerable en todo el mundo, lo que reduce su atractivo para muchos clientes. Por lo tanto, considera invertir tus ahorros en empresas productoras de materiales de construcción y prefabricados. Es una forma más segura, aunque menos directa, de meter dinero en el sector.

Bonos de empresas y del estado

La crisis actual ha derivado en una situación en la que las obligaciones del estado han perdido la mayoría de su interés. La inflación, la inseguridad de los movimientos bancarios y las bajas tasas de interés están inclinando a la gente a invertir en valores emitidos por empresas privadas. Las marcas grandes y estables serán un lugar relativamente seguro para tu dinero. Lógicamente, estas transacciones acarrean su riesgo, pero por lo general, ahora mismo las empresas ofrecen mejores condiciones que los bancos nacionales.

Exchange traded fund: fondos de inversión

Es una opción tentadora para las personas que disponen de pocos recursos financieros y poca experiencia en la bolsa. La posibilidad de crear una cartera de inversión que ofrece acceso al mercado mundial ha hecho que mucha gente haya empezado a gestionar sus finanzas en la tranquilidad de su hogar. Además, el ETF permite operar a los inversores que —además de la aportación inicial— no quieran destinar más de 150 dólares al mes a la inversión. Si quieres operar con fondos por tu cuenta, es fundamental encontrar una correduría que garantice una comisión por transacciones bajas. De este modo, te evitarás sorpresas desagradables al mover tu capital.

La gestión de una cartera de inversión depende de varios factores —los conocimientos del inversor, el carácter, el presupuesto, etc.—, así que tampoco podemos indicar la forma más segura de entrar en el mundo del ETF. Si eres profano en la materia, para empezar bien te recomendamos seguir las tendencias mundiales, es decir, invertir en empresas del índice S&P 500. De esta forma, tu cartera reflejará el estado de la economía mundial, que a largo plazo —que es de lo que se trata con este método— empezará a mejorar. Si te falta dinero para las cuotas anuales, los préstamos urgentes son una buena forma de inyectar dinero a tu cartera.

¿Qué evitar al invertir?

Independientemente de la inversión que elijas, la cualidad más importante es la calma. Si no eres un operador de bolsa experto, comprar «a la baja» y hacer movimientos más arriesgados son la mejor receta para perder dinero. Las inversiones siempre conllevan un riesgo. Si no tienes sangre fría y paciencia, puedes acabar perdiendo todos los beneficios que habías sacado. Esas historias de gente que se convirtió en millonaria de un día para otro son excepciones. En la bolsa, como en la vida, no hay soluciones simples. Así que desconfía si alguien te ofrece «una inversión segura que garantiza beneficios rápidos».

Deja una respuesta