¿Cómo crear tus propios rituales espirituales?

Los rituales espirituales resuenan con nosotros y es importante para nuestra salud espiritual y felicidad en general participar regularmente en algunos de ellos. “Nos permiten entrar en lo sagrado”. Incluso los rituales simples pueden volverse espirituales con nuestra intención de traerles amor y conciencia. El significado y la repetición que puede aportarle ayuda a recordarle que es sagrado. Todos los días hacemos rituales : nos cepillamos los dientes, desayunamos y vemos nuestro programa de noticias favorito. Los hacemos con facilidad y, a menudo, sin pensarlo mucho. 

Lo que puede convertirse en un ritual espiritual puede sorprenderte y quizás algo que ya estás haciendo. Sea lo que sea, le das conciencia, lo que te permite retirarte a ti mismo y reflexionar, agrega. Estos rituales pueden tener un significado personal ya sea que se realicen solos o con otros.

Disfruta de un hobby

“Explore su creatividad como un ritual espiritual”

El baile expresivo, la poesía, el dibujo, la escritura, el canto, incluso la cocina y la jardinería, son ejemplos de actividades que pueden brindar una experiencia más profunda. Los pasatiempos son personales, y cuando te tomas el tiempo para una actividad que te dice algo, alimenta tu mente.

Conéctate con otros

Llamar a un amigo o familiar cada semana, o reunirse con un grupo de amigos que lo eleven cada mes, puede ser un ritual que se vuelve sagrado y nutre su espíritu. Lo mismo ocurre con el voluntariado o la participación en un grupo comunitario. Es el ritual de dar un paso al frente para ayudar a una persona, sin importar la causa, que puede ser profundamente gratificante. Las relaciones que se forman en estas situaciones también contribuyen a su salud espiritual.

crear ritual espiritual

Leer también: Inteligencia emocional de los niños

Haz ejercicio

Si bien mover su cuerpo es definitivamente algo que hace por su salud física, también puede ser una práctica espiritual. Mucha gente se siente conectada espiritualmente cuando corre. Pero cualquier forma de ejercicio, natación, caminar, ciclismo indoor … puede ofrecerle eso. Muchas veces, el ejercicio puede ser una forma de ayudar a calmar y calmar la mente, permitiéndonos estar en el momento. El yoga , el tai ch’i y el qi gong son particularmente útiles porque son prácticas para el cuerpo y la mente que te ayudan a encontrar la concentración cuando te mueves conscientemente en posturas y posiciones.

Hacer afirmaciones como rituales espirituales

Las afirmaciones, escritas o en voz alta, te recuerdan todos los días que te diriges en la dirección que quieres ir o que estás en el proceso de convertirte en la persona que quieres ser. Decir estas palabras es un método para reconocer que su mente se está expandiendo de ciertas maneras y continúa logrando sentimientos de satisfacción y felicidad. Pruebe algunos cuando se despierte o antes de acostarse, como:

Tengo energía y estoy lleno de alegría.

Gozo de buena salud y mi mente está alerta.

Tengo la suerte de tener una familia y amigos tan maravillosos.

Respira conscientemente

Tomarse unos minutos cada día para respirar con determinación es uno de los rituales espirituales más simples que puede incluir en su vida. Tu respiración está conectada a tu mente. La respiración consciente aumenta tu conciencia y te lleva al momento presente, permitiéndote concentrarte en ti mismo.

Abraza la naturaleza

Pasar tiempo al aire libre y observar su entorno puede ayudarlo a sentirse conectado con el mundo más amplio que lo rodea. Observe la salida o la puesta del sol, observe la vida silvestre en una caminata o escuche el viento que sopla a través de los árboles mientras camina por un sendero. Simplemente sentarse afuera y observar todos los colores, olores y sonidos puede brindarle comodidad, aumentar su energía y estado de ánimo y reducir el estrés.

Define tu intención

Ya sea a diario o semanalmente, pensar en su intención te ayuda a moverte por tu vida con conciencia. Nos permite reflexionar sobre lo que queremos trabajar y lo que esperamos lograr para mantener nuestra salud espiritual. Escríbalo, dígalo en voz alta, dígaselo a un amigo. También es un gran ritual anual para adoptar: ¿cómo quieres sentirte realizado este año?

Practica la gratitud y el perdón

Lleve un diario, anote tres cosas al día o dígale a su pareja o amigos por qué está agradecido. Puede cambiar la forma en que te sientes con bastante rapidez. Particularmente en momentos de estrés o dificultades, la gratitud puede ser útil. Centrarse en lo positivo ayuda a aliviar la preocupación y el dolor, y crea una sensación de bienestar indescriptible. La práctica del perdón es un ritual similar. Haz una evaluación honesta de lo que sucedió durante el día y, si algo anda mal, busca el perdón para no llevártelo contigo. Estas prácticas son excelentes rituales al final del día que te obligan a pensar internamente.

Reza y medita

La naturaleza de la mente es sacarnos del camino, lo que puede provocar estrés y falta de claridad. Pero si está involucrado en una práctica de oración o meditación, incluso por solo cinco minutos, puede equilibrarse. Ya sea que esté diciendo una oración por usted mismo o por otra persona, necesita conectarse con algo más grande que usted mismo.

Relaja tu cuerpo y tu mente

Recibir un masaje puede ser un maravilloso ritual de cuidado personal, pero también puede ofrecerle la oportunidad de respirar conscientemente, pensar en cosas y evaluar lo que necesita. El agua, para muchas personas, es pacífica y depurativa y representa un abandono de actividades. Tome un baño o siéntese junto a una fuente. Usar otras herramientas, como aceites esenciales, velas o música, para crear una experiencia personal también puede convertirse en un ritual que te haga sentir espiritualmente saludable.

Deja una respuesta